top of page

Formas de apoyar a la persona con trastorno bipolar


Una guía para familiares, referentes y cuidadores


Las personas con trastorno bipolar difieren en la forma en que ellos necesitan o desean ser ayudados. Los familiares, referentes o cuidadores difieren en como ellos se comprometen en otorgar su ayuda. Encontrar las formas de proveer ayuda que acomoden tanto al referente como a la persona con trastorno bipolar es un proceso de ensayo y error. Este resumen ofrece algunas sugerencias acerca de como ayudar a una persona con trastorno bipolar.


Discutir las formas de apoyo


Es mejor discutir las formas de ayudar cuando la persona está eutímica, es decir, con el ánimo estable. Llegar a acuerdos y planes de manera conjunta acerca de como proceder durante un episodio de manía o depresión, permite que las intervenciones se desarrollen de manera más fluida. Si la persona no quiere conversar sobre planes, el referente puede desarrollar sus propios planes.


A veces se puede ayudar sin mencionar la enfermedad, por ejemplo, se puede pedir a la persona salir a hacer una caminata, si la persona está comenzando a deprimirse. El referente cumple el importante rol de servir como un mentor. Por ejemplo, si la persona esta con pródromos de manía, el referente debe estar alerta a que se desencadene una fase de manía.


Diferentes tipos de apoyo


Estimule a la persona a desarrollar una red de apoyo que incluya a familiares, a amigos, a los servicios comunitarios, grupo de autoayuda y profesionales de la salud mental. Distintas personas proveen diferentes tipos de apoyo. Si la persona ha recibido el diagnóstico de trastorno bipolar recientemente, le tomará algún tiempo encontrar un centro donde tratarse (COSAM, CESFAM, o GES, psiquiatra particular) y es probable que requiera más ayuda inicialmente.


Proveer acompañamiento y transmitirle a la persona que usted se preocupa y cree en ella o él, puede ser una forma apoyo muy valiosa. No olvide que siempre hay una persona detrás del diagnóstico y de la enfermedad. No se focalice siempre en el trastorno bipolar. Sea cuidadoso y no caiga en una actitud paternalista o condescendiente cuando entregue su ayuda.


Si la persona está severamente enferma o con una crisis maníaca cómo, por ejemplo, con alto riesgo de dañar o auto agredirse y poner en riesgo su vida, la persona puede requerir de manera urgente su ayuda. Aproximarse de manera tranquila y ayudar a la persona a que acceda a la ayuda médica es una forma muy concreta de ayudar a una persona que está muy enferma. Para más información sobre cómo manejar una crisis maníaca ver en www.sochitab.cl sección psicoeducación el texto “Como manejar una crisis maníaca o depresiva” y “Prevención del suicidio en trastorno bipolar”.


Apoyar a una persona con un episodio de manía (ver apartado 1) es muy distinto al apoyo que se brinda cuando la persona esta cursando un episodio depresivo (ver apartado 2). Los familiares y el referente juegan un rol muy importante la reforzar el cumplimiento y la adherencia al tratamiento médico (ver apartado 3), en disminuir los factores desencadenantes (ver apartado 4) y en detectar los pródromos (ver apartado 5)



APARTADO 1: APOYANDO A UNA PERSONA CON MANÍA


• Para ser una influencia tranquilizadora, trate de mantenerse calmado y relajado cuando se comunique con ellos.

• Ser apoyador no significa que usted esté de acuerdo con lo que la persona dice, sin embargo, evite conversaciones largas o argumentaciones que sobre estimulan a la persona. Las personas con el ánimo elevado son vulnerables y se pueden frustrar fácilmente, a pesar que muestran una aparente confianza en sí mismo.

Promueva las estrategias personales positivas para reducir los síntomas hipo/ maníacos, por ejemplo, contactar a su médico tratante, tomar los medicamentos prescritos, descansar y reducir los estímulos.

Usted puede tener que adoptar un rol más activo para ayudar a la persona a acceder al tratamiento si ésta se encuentra muy enferma.

Cuando la persona está maníaca o en un episodio mixto su conducta puede tornarse inapropiada o riesgosa, por ejemplo, al presentar rachas de gastos, indiscreciones sexuales, o conducción temeraria. Antes que la persona se ponga demasiado maníaca promueva la evitación del uso de alcohol y drogas, puesto que estas sustancias aumentan la impulsividad. Hay algunas precauciones que usted y la persona pueden tomar por adelantado para prevenir alguna de las consecuencias negativas cómo, por ejemplo, la adopción de acuerdos sobre el uso de sus finanzas para evitar gastos excesivos. Después de un episodio de manía, las personas sienten un profundo sentimiento de culpa y vergüenza por las conductas inapropiadas y de riesgo que presentaron producto de la enfermedad.


APARTADO 2: APOYANDO A UNA PERSONA CON DEPRESIÓN




· No trate que la persona con depresión haga alguna actividad que encuentren estresante y abrumadora. Más bien, estimúlelo a que haga algo pequeño que él o

· ella o él lo encuentren más manejable y que reconozcan como una meta que pueden lograr.

· Estimule las estrategias personales positivas tendientes a reducir los síntomas depresivos cómo, por ejemplo, contactar al médico tratante, a hacer un poco de actividad física o ejercicio, a no permanecer en cama o dormir durante el día y trata de mantener alguna rutina.


· Evite decirle a la persona “tienes que darte ánimo” “tienes que esforzarte”.


· Hacerle saber a la persona que le importas puede ser un refuerzo para ellos, pero evite expresiones muy emocionales.


· Lo que reconforta a una persona con depresión puede no ser de ayuda para otra, por ejemplo, algunas personas les gusta que les recuerden que se sentirán mejor, mientras que otras no. Algunas veces con sólo estar ahí, sin decirle a la persona que hacer puede ser reconfortante.


· Usted puede sentirse frustrado si siente que su apoyo no parece ser de ayuda y eso es muy comprensible. Sin embargo, la depresión puede ser persistente y la persona puede ser incapaz de responderle de la forma que usted quisiera. Sea amable con la persona y tenga paciencia aun si no hay reciprocidad.


· Aunque no todas las personas tienen ideas de suicidio, la depresión aumenta el riesgo de suicidio de la persona y usted puede tener que considerar como ayudar a una persona cuando está con ideas suicidas. Ver en www.sochitab.clPrevención del suicidio en el trastorno bipolar”.


· Usted puede tener que adoptar un rol más activo y ayudar a la persona a acceder al tratamiento si ellos se encuentran muy enfermos.

APARTADO 3: APOYANDO EL TRATAMIENTO MÉDICO DEL PACIENTE




Estimule a la persona a discutir las dudas, la información sobre los efectos adversos, y las alternativas terapéuticas de manera abierta con el médico psiquiatra tratante


· Tomar medicamentos de manera continua puede ayudar a prevenir las recaídas de manía o depresión, disminuir las hospitalizaciones y reducir el riesgo de

suicidio (1,2). Los familiares o el referente pueden promover la adherencia al esquema farmacológico que la persona ha concordado con su psiquiatra tratante

· Si la persona suspende la toma de los medicamentos que lo han ayudado a estabilizarse, los beneficios no estarán presentes al cabo de unas semanas (2).

Hay muchas razones por las que las personas bajan las dosis o suspenden los medicamentos indicados, entre las que se cuentan, la presencia de efectos adversos, el deseo de experimentar la euforia de la hipomanía, o el pensar que éstos ya no son necesarios.

· Apoyando a la persona con el tratamiento no significa que usted deba hacerse cargo del manejo de los medicamentos. Esto puede ser agotador y minar la confianza en sí mismo de la persona. Sin embargo, si la persona está muy enferma usted debe tener un rol más activo, de tal modo que la ingesta de medicamentos de cumpla. Cuando la persona esté estable, converse con él, el plan a implementar para apoyar el tratamiento cuando la persona esté muy enferma cómo, por ejemplo, que información entregar en su representación al equipo tratante y que tratamiento es de su preferencia para el tratamiento de una depresión severa o manía irritable.


APARTADO 4: AYUDANDO A REDUCIR LOS DESENCADENANTES DE RECAÍDAS