Sobrepeso, obesidad y síndrome metabólico en el trastorno bipolar

sobrepeso-obesidad-y-síndrome-metabólico-en-el-trastorno-bipolar

Se define como síndrome metabólico al conjunto de factores de riesgo (FR) que predisponen a presentar enfermedad cardiovascular (ECV), diabetes mellitus y mortalidad precoz.





Que aspectos cubre este texto

· Prevalencia del síndrome metabólico (SM) en trastorno bipolar

· Factores predisponentes del sobrepeso y SM en trastorno bipolar (TAB)

· Pato-fisiología del SM en el TAB

· Dieta saludable de 1200 calorías para tratamiento del sobrepeso y SM en TAB


Se estima que el porcentaje de pacientes con trastorno afectivo bipolar TAB) que presentan un síndrome metabólico oscila entre 20 % y 65% (1, 2). En un estudio clínico realizado en 125 pacientes con trastorno bipolar eutímicos, se encontró una prevalencia del síndrome metabólico de 36%, donde el aumento de la circunferencia de la cintura fue el criterio encontrado con mayor frecuencia (3). Fagiolini et al encontraron que los pacientes con trastorno bipolar y síndrome metabólico presentan una mayor prevalencia de intentos de suicidio (53%) que los individuos sin SM (36%) con un predominio de la obesidad abdominal; y concluyen que las personas con TAB que presentan obesidad notable tienen un mayor riesgo de tener síntomas depresivos, episodios depresivos e intentos de suicidio (2).


El síndrome metabólico en el trastorno bipolar tiene una causalidad multifactorial y son varios factores que predisponen al paciente con trastorno bipolar a presentarlo. Los efectos secundarios a los medicamentos usados en el tratamiento del trastorno bipolar son el factor más común. Otras causas que han sido descritas incluyen un estilo de vida pasivo y la inactividad, el exceso de calorías en la dieta, el consumo de tabaco, el acceso insuficiente al sistema de atención primaria y de prevención de salud y la pertenencia a un estrato económico bajo.


La inactividad física y el exceso de ingesta son dos factores del aumento de peso y la obesidad en pacientes bipolares. Se ha encontrado que la ingesta energética total, el consumo diario de azúcar, el porcentaje de energía proveniente de los hidratos de carbono, el consumo total de líquido y el consumo de bebidas azucaradas son mayores en los pacientes bipolares que en los pacientes control y además reportan una menor actividad física que los controles.


Una explicación adicional es la visión propuesta por Leboyer en Francia, en el sentido de conceptualizar el trastorno bipolar como una enfermedad inflamatoria multisistémica, que se basa en la explicación de la inflamación como un elemento crucial en la ateroesclerosis, en la disfunción endotelial, en la rotura de placa y en la trombosis (5).

Otro factor implicado en la fisiopatología del SM en el TAB es la disfunción adrenal. El cortisol, hormona contrarreguladora producida en las glándulas adrenales, tiene varias funciones evolutivas relacionadas con la supervivencia, la más importante es incrementar los sustratos energéticos en sangre. Tiene un importante papel en el aumento de los lípidos circulantes y la grasa visceral, un tejido adiposo de fácil acceso para el transporte y producción de energía, pero también es una de las principales causas de aterosclerosis. Su actividad como antagonista de la insulina inhibe la utilización periférica de glucosa y aumenta la glicemia por medio de la activación de la gluconeogénesis, lo que puede llevar a una Diabetes Mellitus tipo II. Además, el cortisol aumenta las concentraciones de adrenalina y noradrenalina, lo que puede llevar a hipertensión. La conexión existente entre algunas estructuras cerebrales como la amígdala y el hipocampo (implicadas en la fisiopatología del TAB) con el hipotálamo favorece que el estrés fisiológico y psicológico, la disminución del sueño y otros factores relacionados con la enfermedad bipolar generen un incremento en la producción de hormona liberadora de corticotropina y, por lo tanto, un aumento las concentraciones de cortisol, lo que desencadena los procesos anteriormente mencionados (6). De esta manera, la psicobiología de los trastornos del ánimo (por ejemplo, la desregulación del eje hipotálamo-hipófisis-adrenal (HHA), las citoquinas inflamatorias, el estrés oxidativo), pueden ser el nexo patofisiológico con el síndrome metabólico y sus componentes (figura 1).


Factores que predisponen a los pacientes con trastorno bipolar y depresión mayor a presentar síndrome metabólico




El tratamiento del sobrepeso y el síndrome metabólico incluye el uso de alternativas farmacológicas que no serán abordadas en este texto, la realización de ejercicio físico intenso que contemple al menos 200 minutos a la semana (ver aquí ) y la implementación de una dieta balanceada de 1200 calorías por semana que debe ser controlada por un médico nutriólogo. A continuación aparece un ejemplo de una dieta que cumple con ese requisito.

Dieta balanceada 1200 calorías para Personas Bipolares con sobrepeso y riesgo de síndrome metabólico

Lunes

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 g de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una fruta de temporada (excepción plátano).

· Almuerzo: Almejas con pimientos; 50 gramos de pan integral; ensalada de achicoria y zanahoria; 1 rodaja de sandía.

· Cena: 100 gramos de carne de ternera a la plancha; 50 gramos de pan integral; remolacha o achicoria hervida; 200 gramos de manzana.


Martes

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 gramos de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una pieza fruta de temporada.

· Almuerzo: 120 gramos de salmón a la parrilla; 50 gramos de pan integral; ensalada con lechuga y zanahorias; 200 gramos de ensalada de frutas con plátano y fresas.

· Cena: rollitos de jamón preparados con 4 rebanadas de jamón (50 g) y rellenos de rúcula y tomates cherry; 50 gramos de pan integral; 200 gramos de duraznos.


Miércoles

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 g de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una pieza de fruta de temporada

· Almuerzo: 50 gramos de lentejas cocidas con cebolla, zanahorias y especias; 50 gramos de pan integral; ensalada de rábanos; 200 g de ensalada de frutas con bayas y una manzana.

· Cena: Pechuga de pollo con zanahorias y ensalada de lechuga y pepinos; 50 gramos de pan integral; 200 gramos de damascos.


Jueves

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 g de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una pieza de fruta de temporada

· Almuerzo: pimientos rellenos al horno con 50 gramos de carne de vacuno, con ajo y perejil; 50 gramos de pan integral; achicoria hervida; 200 gramos de cerezas.

· Cena: ensalada con 200 gramos de porotos y 50 gramos de garbanzos cocidos, tomate, cebolla en rodajas y ajo; 50 gramos de pan integral; 200 gramos de duraznos.


Viernes

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 g de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una pieza de fruta de temporada.

· Almuerzo: Ensalada de alcachofas y habas de soja; berenjena a la parrilla; 50 gramos de pan integral; 200 gramos de albaricoque

· Cena: 130 gramos de filete de merluza a la plancha con un poco de aceite de oliva virgen extra; 50 gramos de pan integral; remolacha roja hervida; 200 gramos de peras.


Sábado

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 g de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una pieza de fruta de temporada.

· Almuerzo: 50 gramos de carne de ternera a la plancha; ensalada mixta con rúcula, achicoria y pimientos rojos; 50 gramos de pan integral; 1 rodaja de sandía.

· Cena: 130 gramos de pescado blanco en salsa de tomate y albahaca fresca; 50 gramos de pan integral; coles de Bruselas cocidas; 200 gramos de uvas rojas.


Domingo

· Desayuno: 1 taza de leche descremada (200 ml) con café con Stevia; 30 g de muesli; 200 gramos de fruta de temporada.

· A media mañana: Una pieza de fruta de temporada.

· Almuerzo: Zapallito al horno relleno con 100 g de queso fresco, tomate y albahaca; 50 gramos de pan integral; col hervida; 200 gramos de pera.

· Cena: 100 gramos de filete de ternera a la plancha; 50 gramos de pan integral; ensalada mixta con tomate, lechuga y rábanos; 200 gramos de pomelo.


Bibliografía

1-Grover S, et al Prevalence of metabolic síndrome in bipolar disorder: an exploratoty study from north of India. Prog Neuropsychopharmacocol Biol Psychiatry, 36 (2002): 141-146

2-Fagiolini A, Frank E, Scott JA, et al. Metabolic syndrome in bipolar disorder: findings from the Bipolar Disorder Center for Pennsylvanians. Bipolar Disord. 2005;7: 424-430.

3-De Almeida KM, Moreira CL, Lafer B. Metabolic syndrome and bipolar disorder: what should psychiatrists know? [published online ahead of print February 26, 2011]. CNS Neurosci. doi:10.1111/j.1755-5949.2011.00240

4-McIntyre RS, Woldeyohannes HO, Soczynska JK, et al. The rate of metabolic syndrome in euthymic Canadian individuals with bipolar I/II disorder. Adv Ther. 2010; 27:828-836.

5- M. Leboyer, I. Soreca, J. Scott, M. Frye, C. Henry, R. Tamouza, et al. Can bipolar disorder be viewed as a multi-system inflammatory disease?. J Affect Disord, 141 (2012), pp. 1-10 http://dx.doi.org/10.1016/j.jad.2011.12.049

6- A. Fagiolini, K.N. Chengappa, I. Soreca, J. Chang. Bipolar disorder and the metabolic syndrome: causal factors, psychiatric outcomes and economic burden. CNS Drugs., 22 (2008), pp. 655-669

Dr. Jorge Cabrera

Presidente Sochitab

Sochitab es una organización sin fines de lucro, dedicada a la difusión entre profesionales y la comunidad del trastorno afectivo bipolar.

Capítulo chileno de la ISBD 

@2017 SOCHITAB todos los derechos reservados. BRC Design