Recomendaciones para pacientes tratados con litio y sus prescriptores (IGSLi)


Introducción Las sales de litio (carbonato, citrato, o sulfato) han sido usadas desde hace 70 años para tratar enfermedades caracterizadas por períodos de depresión o ánimo elevado o exaltado (trastorno bipolar) o de depresión (trastorno depresivo mayor o depresión mayor recurrente) El litio y otros estabilizadores el ánimo no curan los trastornos del ánimo pero pueden reducir la frecuencia, severidad, y duración de las recaídas y mejorar la estabilidad a largo plazo.




Indicaciones El litio es especialmente efectivo en prevenir las recurrencias de ánimo exaltado (manía) y también puede reducir el riesgo de recurrencias depresivas. Es el único medicamento con evidencia de reducir la conducta suicida asociada con los trastornos del ánimo. También puede reducir el riesgo de deterioro cognitivo en la vejez.


Dosis de litio La dosificación debe ser regular y tal como ha sido indicada por el médico tratante. Si no se toma una dosis, no doble la dosis a la toma siguiente. Una dosis única es usada a veces y es más conveniente que dosis divididas. El cambio de la marca o tipo de litio usado puede requerir un reajuste de la dosis con supervisión de su médico.


Concentración plasmática de litio (Litemia) La medición del nivel plasmático o litemia es muy importante. Ésta debe hacerse 1 semana después de la primera dosis, una vez a la semana el primer mes, y al menos 1 vez al mes, en los próximos 3 a 6 meses, y posteriormente cada 3-6 meses. La extracción de la muestra de sangre debe hacerse 12 horas después de la última toma del día y luego de una semana de un cambio de dosis. La dosis que indica su médico se guía por la concentración plasmática y generalmente oscila entre 0, 5 y 0,8 mEq/l.


Factores que pueden alterar el nivel plasmático Converse con su médico tratante bajar o discontinuar la dosis la dosis de manera temporal con: fiebre sobre 38 °C, deshidratación, o diarrea, o cuando se requiere una dosis baja en sodio (no están recomendadas durante tratamiento con litio). El uso de antiinflamatorios no esteroides en forma prolongada (AINE) no se recomienda con el uso de litio (preferir paracetamol/acetaminofeno) para el dolor. Inhibidores de ACE, algunos antiarrítmicos, y el uso de diuréticos tipo tiazidas no deben indicarse con litio.


Otros exámenes de sangre La creatinina plasmática (para evaluar la función renal), el sodio, el potasio, el calcio y las hormonas tiroideas y paratiroideas deben ser medidas antes de empezar el uso de litio y luego al menos una o dos veces al año.


Efectos adversos Nausea, temblor fatiga, menoscabo funciones cognitivas, apetito aumentado y aumento de la frecuencia urinaria. Estos aparecen al comienzo del tratamiento y mejoran con el tiempo, pero no requieren tratamiento adicional.


Uso en condiciones médicas El litio no debería indicarse en pacientes que han tenido o tienen infarto agudo de miocardio (ataque al corazón), insuficiencia renal aguda, o ciertos trastornos raros del ritmo cardíaco. Debe usarse con precaución y con monitoreo médico estrecho en: arritmia cardíaca, función renal disminuida, psoriasis, leucemia mieloide, enfermedad de Addison, hipotiroidismo, y ciertos trastornos neurológicos que incluyen movimientos anormales y de la postura, miastenia gravis y epilepsia. El litio debe suspenderse 48 a 72 horas antes de una cirugía que requiera anestesia general y durante períodos en que se restringe la ingestión de líquidos. Pregunte a su médico antes de tomar nuevos medicamentos.


Uso en tercera edad Sobre los 60 años, la dosis y los niveles de litio deben estar en el nivel bajo del rango terapéutico, es decir entre 0,4 y 0,6 mEq/l. Los afectos adversos adicionales en el adulto mayor pueden incluir: confusión, empeoramiento de las funciones cognitivas, marcha inestable, (ataxia), inquietud (akatisia), menoscabo de la función renal, hipotiroidismo, empeoramiento de la diabetes, e hinchazón de las piernas (edema).


Embarazo El litio debe usarse con precaución durante el embarazo midiendo la litemia al menos una vez al mes. Si es posible, el litio debería discontinuarse lentamente durante el primer trimestre, porque se ha encontrado una asociación con malformaciones congénitas (defectos de nacimiento) cuando se usa en este período temprano del embarazo. Converse con su médico los riesgos y beneficios de continuar, disminuir, o interrumpir el tratamiento con litio durante el embarazo. Durante el tercer trimestre, la litemia debe medirse semanalmente. No es necesario suspenderlo antes del parto.


Postparto Si el litio es discontinuado durante el embarazo, éste debería reinstalarse inmediatamente después del parto, debido al elevado riesgo de recaída que se presenta en este período. La dosis ideal es relativamente alta (0,8-1,0 mEq/l y debe mantenerse durante el primer mes después del parto para minimizar el riesgo de recaída y se debe medir la litemia dos veces a la semana, en las primeras dos semanas luego del parto. Ni amamante mientras toma litio.


Intoxicación con litio Signos de intoxicación con litio incluyen: temblor severo, confusión, vómitos, dolor abdominal, diarrea, dificultad para hablar (disartria), arritmia cardíaca, hipotensión y convulsiones. Algunos signos de intoxicación pueden ocurrir con concentraciones plasmáticas normales de litio. Si el nivel plasmático es sobre 2 mEq/l, se puede requerir diálisis para eliminar el litio. Llame a su médico o al servicio de urgencia de inmediato, si tiene la sospecha de estar cursando una intoxicación.


Discontinuación La suspensión del litio debe hacerse de manera gradual, y bajo supervisión médica para evitar la recaída hacia manía o depresión, a menos que un cuadro médico agudo requiera la interrupción rápida. La reducción de dosis de litio segura puede hacerse disminuyendo la dosis diaria 20 o 25% cada dos semanas.



Traducido del artículo original

Clinical use of lithium salts; guide for users and prescribers Tondo el al Int J Bipolar Disord 2019 7: 16


Dr. Jorge Cabrera

Presidente Sochitab

Sochitab es una organización sin fines de lucro, dedicada a la difusión entre profesionales y la comunidad del trastorno afectivo bipolar.

Capítulo chileno de la ISBD 

@2017 SOCHITAB todos los derechos reservados. BRC Design