¿Qué es la litemia?



La litemia es un examen de laboratorio que mide la concentración que el litio ha alcanzado en la sangre 12 horas después de la última toma del preparado de litio.

La litemia no es un examen para diagnosticar el trastorno bipolar como algunas personas creen. El diagnóstico de trastorno bipolar debe ser hecho por médico psiquiatra y se basa en la historia clínica del paciente.

Habitualmente el cuerpo humano tiene sólo trazas de litio. Por esta razón, solo se mide cuando la persona está tomando litio como medicación con el fin de ajustar la dosis y alcanzar una concentración dentro del rango terapéutico.

¿Cómo se realiza la litemia de manera correcta?

Para realizar la litemia se requiere el mismo tipo de extracción de sangre que para otros exámenes de laboratorio.

Puesto que se ha estandarizado la medición 12 horas después de la última toma de este medicamento, es necesario que la extracción de sangre se realice 12 después que usted tomó el litio por última vez. Puede haber un rango máximo de medio hora antes o después de las 12 horas. Por ejemplo, si usted quiere que la sangre sea extraída a las 9 am debe tomar el litio a las 21 horas del día anterior.

Puesto que el litio es una sal natural como el potasio, el calcio, o el sodio, muy parecida a la sal de mesa, su concentración en la sangre varía de persona en persona dependiendo de la cantidad de agua que se ingiere, la cantidad que se transpira y otras características de nuestro cuerpo.

¿Cuál es el rango del valor en que debe estar la litemia?

Los estudios han evaluado las dosis con la que la mayor parte de los pacientes bipolares responden y se mantienen libres de recaídas de la enfermedad, sugieren que la dosis ideal oscila entre 0,6 y 0,8 mili/equivalentes por litros.

Algunos laboratorios colocan como rango terapéutico valores normales que son más elevados. Eso se debe a que esos laboratorios no están debidamente actualizados.

Su psiquiatra decidirá qué valor usar de acuerdo a factores como su edad, el tipo de trastorno bipolar, los efectos adversos entre otros.

¿Cada cuánto tiempo es necesario medir la litemia?

Al iniciar un tratamiento se necesitan entre dos y cuatro mediciones para llegar al nivel plasmático deseado.

Una vez que se ha alcanzado el nivel plasmático buscado se repite la litemia cada tres o seis meses el primer año de tratamiento y cada seis los años subsiguientes.

Se debe pedir una litemia extra ante la sospecha de toxicidad y de efectos adversos como temblor excesivo.


#pacientes

Sochitab es una organización sin fines de lucro, dedicada a la difusión entre profesionales y la comunidad del trastorno afectivo bipolar.

Capítulo chileno de la ISBD 

@2017 SOCHITAB todos los derechos reservados. BRC Design