Qué hacer ante una crisis suicida

Actualizado: 14 feb


¿Qué aspectos cubre este texto?


Comprendiendo las ideas de suicidio

Qué hacer para manejar ideas suicidas

Señales de advertencia de crisis suicida

Cómo tratar una crisis de suicidio

Plan de Seguridad crisis suicida



Si usted o alguien que conoce vive con depresión o trastorno bipolar, comprende muy bien que los síntomas pueden incluir sentimientos de tristeza y desesperanza. Estos sentimientos también pueden incluir pensamientos de autolesión o suicidio. Ya sea que tengamos pensamientos suicidas o conozcamos a una persona que los tenga, hay formas en las que podemos responder con fuerza y ​​coraje.

También puede ser parte de la misión para acabar con el suicidio haciendo una donación hoy.


Comprender el pensamiento suicida


Lo más importante que debe recordar acerca de los pensamientos suicidas es que son síntomas de una afección tratable. Estos síntomas no son defectos de carácter o signos de debilidad personal, ni son condiciones que desaparecerán por sí solas.


La depresión y la experiencia de depresión en el trastorno bipolar pueden causar síntomas como

· tristeza intensa,

· desesperación,

· letargo,

· pérdida de apetito,

· interrupción del sueño,

· disminución de la capacidad para realizar tareas habituales, y

· pérdida de interés en actividades que alguna vez fueron placenteras.


En conjunto, estos síntomas pueden llevar a alguien a considerar el suicidio. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas se sienten mejor y recuperan la esperanza. ¡La recuperación es posible!


Durante la depresión severa, las personas a menudo pueden pensar solo en cosas negativas, sin esperanza y tristes. Los médicos se refieren a esto como "memoria selectiva": recordar solo los malos momentos o las decepciones de la vida. Este tipo de pensamiento es un síntoma de la condición; no define quién es la persona. Y con el tratamiento adecuado, la persona comenzará a recordar los buenos momentos y desarrollará una perspectiva más positiva.


Si te sientes suicida

Si has comenzado a pensar en el suicidio, es importante reconocer estos pensamientos por lo que son: expresiones de una condición de salud médica tratable. No permita que la vergüenza se interponga en el camino de la comunicación vital con su médico, familia o amigos. Tome medidas inmediatas y hable con alguien hoy. Recuerde, el suicidio es una solución permanente a un problema que es temporal.


Cuando las personas no entienden los hechos sobre el suicidio, pueden responder de maneras que pueden cortar la comunicación y empeorar sus sentimientos. Por eso es importante encontrar a alguien en quien confíes y con quien puedas hablar honesta y abiertamente. También es por eso que su profesional de la salud mental es un recurso importante para ayudarlo a usted ya su familia.



Lo que puede hacer para combatir los pensamientos suicidas

· Mantenga un diario para escribir sus pensamientos. Cada día escribe sobre tus esperanzas para el futuro y las personas que valoras en tu vida. Lea lo que ha escrito cuando necesite recordar por qué su propia vida es importante.

· Sal con amigos y familiares. Cuando estamos bien, disfrutamos pasar tiempo con amigos y familiares. Cuando estamos deprimidos, se vuelve más difícil, pero sigue siendo muy importante. Puede ayudarlo a sentirse mejor visitar o permitir visitas de familiares y amigos que se preocupan y pueden comprender.

· Evite las drogas y el alcohol. La mayoría de las muertes por suicidio resultan de impulsos repentinos e incontrolados. Dado que las drogas y el alcohol contribuyen a tales impulsos, es esencial evitarlos. Las drogas y el alcohol también interfieren con la eficacia de los medicamentos recetados para la depresión.

· Aprenda a reconocer sus primeros signos de advertencia de sentimientos suicidas. A menudo, hay señales de advertencia sutiles que su cuerpo le dará cuando se está desarrollando un episodio. A medida que aprenda a manejar su salud, aprenderá a ser sensible a ellos. Son señales para que te trates con sumo cuidado, en lugar de avergonzarte o enfadarte contigo mismo.


Reconocer las señales de advertencia en los demás

A veces, incluso los profesionales de la salud tienen dificultades para determinar qué tan cerca puede estar una persona de intentar suicidarse. Como amigo o familiar, tampoco puedes saberlo con certeza. Si siente que hay un problema, hágale preguntas directas a su amigo o ser querido y señale los patrones de comportamiento que le preocupan.

Recuérdele a su amigo o ser querido que se preocupa por ellos y está preocupado. Hablar sobre el suicidio con alguien no plantará la idea en su cabeza. Si es necesario, recomiéndeles que programen una cita para ver a su médico y ofrézcase a acompañarlos si cree que tendrían dificultades para hacerlo solos. Si cree que es posible autolesionarse de inmediato, lleve a la persona a un médico o a la sala de emergencias de un hospital de inmediato.


Señales de advertencia


Sentimientos de desesperación y desesperanza

A menudo, las personas con depresión hablan con sus allegados sobre sentimientos extremos de desesperanza, desesperación e inseguridad. Cuanto más extremos se vuelven estos sentimientos, y cuanto más a menudo se describen como "insoportables", más probable es que la idea del suicidio entre en la mente de la persona.

Cuidar de asuntos personales


Cuando una persona está resolviendo sus asuntos y haciendo preparativos para el bienestar de la familia después de que se hayan ido, existe una buena posibilidad de que la persona esté considerando autolesionarse o suicidarse.


Ensayando suicidio

Ensayar el suicidio o discutir seriamente métodos específicos de suicidio también son indicaciones de un compromiso de seguir adelante. Incluso si la intención suicida de la persona parece ir y venir, tal preparación hace que sea mucho más fácil para el individuo dar paso a un impulso momentáneo.


Uso de sustancias

Alguien con una depresión que empeora puede usar drogas o alcohol como mecanismo de afrontamiento. Estas sustancias pueden empeorar los síntomas de la depresión o la manía, disminuir la eficacia de los medicamentos, mejorar el comportamiento impulsivo y nublar gravemente el juicio.


Comenzando a sentirse mejor

Puede sonar extraño, pero es más probable que alguien que sufre de depresión intente suicidarse justo cuando parece haber pasado el punto más bajo de un episodio y estar en camino a la recuperación.

Los expertos creen que existe una asociación entre la recuperación temprana y una mayor probabilidad de suicidio. A medida que la depresión comienza a desaparecer, la energía y la capacidad de planificación de una persona pueden regresar antes de que desaparezcan los pensamientos suicidas, lo que aumenta las posibilidades de un intento. Los estudios muestran que el período de 6 a 12 meses después de la hospitalización es cuando los pacientes tienen más probabilidades de considerar o reconsiderar el suicidio.


Respondiendo a una situación de emergencia

Si alguien amenaza con acabar con su vida, si alguien le ha hecho saber que está a punto de actuar por un impulso suicida, o si cree firmemente que alguien está cerca de cometer un acto suicida, puede ayudar.


Considere estos consejos para ayudar a alguien en una crisis de salud mental

· tomar a la persona en serio, mantener la calma pero actuar;

· involucre a otras personas, no intente manejar la crisis solo ni ponga en peligro su propia salud o seguridad, llame al 600 360 7777 si es necesario, comuníquese con el médico de la persona, la policía, un equipo de intervención de crisis u otras personas capacitadas para ayudar;


· exprese su preocupación y dé ejemplos concretos de lo que lo lleva a creer que la persona está cerca del suicidio;

· escuche atentamente, mantenga el contacto visual, use un lenguaje corporal abierto y comprensivo;

· haga preguntas directas, averigüe si la persona tiene un plan específico de suicidio, determine, si puede, qué método de suicidio está considerando;

· reconozca los sentimientos de la persona, sea comprensivo, no juzgue ni discuta, no libere a la persona de la responsabilidad por sus acciones;

· tranquilícelo, enfatice que el suicidio es una solución permanente a un problema temporal, recuérdele a la persona que hay ayuda y que las cosas mejorarán;

· no prometa confidencialidad, es posible que deba hablar con el médico de la persona para protegerla de sí misma;

· asegúrese de que las armas, los medicamentos viejos y otros artículos potencialmente dañinos no estén disponibles; y

· si es posible, no deje a la persona sola hasta que esté seguro de que está en manos de profesionales competentes, si tiene que irse, asegúrese de que otro amigo o familiar pueda quedarse con la persona hasta que haya ayuda profesional disponible.


Use el Plan de Seguridad SOCHITAB/CÍRCULO POLAR