Deseo de tener hijos y embarazo



Cuando se trata de niños y embarazo, las mujeres con trastorno bipolar se plantean preguntas muy específicas:

  • ¿Daña el medicamento al niño en gestación?

  • Si el medicamento se suspende durante el embarazo, ¿cuándo debo tomarlo nuevamente?

  • ¿Qué debo tener en cuenta al amamantar?

  • ¿El embarazo aumenta o disminuye el riesgo de un nuevo episodio de enfermedad?

  • ¿Le voy heredar la enfermedad a mi hijo?

Medicación durante el embarazo y la lactancia

No existen estudios ni datos suficientes de los fármacos psicotrópicos que se usan en el tratamiento del trastorno bipolar, para descartar por completo el desarrollo de malformaciones en el feto. Por lo tanto, ninguno de estos medicamentos ha sido aprobado para el tratamiento de mujeres embarazadas. No obstante, cuando hay una enfermedad bipolar severa, a menudo es necesario el tratamiento farmacológico desde el comienzo del embarazo y durante la lactancia, para reducir no solo el riesgo de recaída sino también el empeoramiento del estado general de la madre. Con frecuencia, solo un tratamiento permanente con medicamentos puede garantizar la seguridad de la madre y el cuidado de la madre del recién nacido. Además del cuidado, el apego temprano de la madre al niño es esencial para aumentar las posibilidades que el niño tenga un desarrollo mental saludable.

Algunas sustancias, como la clozapina, la carbamazepina o el ácido valproico, no se recomiendan en el contexto del embarazo. El litio, como muchas otras sustancias activas, se debe usar con precaución durante la lactancia, ya que la leche materna lo transmite a la leche materna.

Asegúrese de hablar abiertamente con su psiquiatra si usted tiene planes de embarazo a futuro o está embarazada y cuéntele a su ginecólogo sobre su trastorno bipolar y los medicamentos que está tomando. Es necesario hacer una evaluación de los beneficios y riesgos con respecto a la interrupción de la medicación o la reducción de la dosis. Esta evaluación idealmente debe acordarse entre el psiquiatra y el ginecólogo tratante.

El riesgo de otro episodio de enfermedad

Incluso las madres mentalmente sanas pueden desarrollar depresión o psicosis en el período de posparto. Es probable que este riesgo sea mayor para las mujeres "predispuestas". Converse este tema con sus médicos tratantes.

Herencia Los trastornos bipolares no son enfermedades hereditarias en el sentido clásico, es decir, no se transmiten directamente a la descendencia. Sin embargo, la agrupación familiar y los estudios de gemelos sugieren que hay un componente genético. Se supone que en la herencia existe una cierta susceptibilidad o vulnerabilidad. Para que la enfermedad realmente aparezca, sin embargo, se deben agregar otros factores como eventos de vida estresantes, y / o abuso de drogas o alcohol.

#pacientes

Sochitab es una organización sin fines de lucro, dedicada a la difusión entre profesionales y la comunidad del trastorno afectivo bipolar.

Capítulo chileno de la ISBD 

@2017 SOCHITAB todos los derechos reservados. BRC Design